Corín Tellado

Solo lo compadeci (Cartas robadas 1)- Corin Tellado

Solo lo compadeci (Cartas robadas 1) Corin Tellado

Merle ha contraído matrimonio con Rex hace apenas dos meses, pero las cosas no marchan como esperaba. Tal como le confiesa a su amiga Irma a la vuelta de la luna de miel, Merle se ha dado cuenta de que comparte muy poco con su nuevo marido. Sólo la atracción física, si acaso. De manera que más que su esposa, ella viene a ser como una amante para él. Y eso la inquieta y la defrauda. Por si fuera poco, un antiguo novio sin escrúpulos reaparece ahora en su vida y la amenaza con airear unas cartas muy comprometedoras a menos que le entregue cinco mil dólares.

Leer más »Solo lo compadeci (Cartas robadas 1)- Corin Tellado

Te ayudare siempre- Corin Tellado

Te ayudare siempre- Corin Tellado

Te ayudaré siempre:
“-Estamos arruinadas -dijo Romy súbitamente, con gran firmeza.
Yo me estremecí, pero aún no me atrevía a mirar a Romy. Oía su voz diferente, firme, escueta, casi ronca.
No preguntaba. De repente se diría que un presentimiento la asaltaba y no quería huir de él.
-Sí, Romy. Así es. Hace mucho tiempo que veníamos tu madre y yo haciendo muchos equilibrios para ocultaros la situación económica. Cuando hace años falleció tu padre, yo le sugerí a tu madre, que en paz descanse, la fórmula para evitar el terrible desenlace. Vender la gran casona añeja, llena de gratos e íntimos recuerdos y esplendores pasados. Alguna tierra, para hacer frente a la situación crítica. Tu madre se negó.”

Leer más »Te ayudare siempre- Corin Tellado

La otra- Corin Tellado

La otra- Corin Tellado

La otra:
“—Hija mía, hace muchos días que no te pregunto nada con respecto al inconsolable viudo.
—¡Bah!
—Se consolará —rio Alice Quimper—. Todos los  viudos llegan a consolarse. Sandra es muy bonita.
Esta alzándose de hombros
—Estoy desistiendo de ello.
—Merece la pena insistir, querida —intervino el padre—. Ten en cuenta que sus millones son tan numerosos como sus penas.
—Precisamente por eso, papá. No será posible quitarle esa pena del corazón.
—No creo que sea diferente de los demás hombres —objetó la madre—. Y a todos les pasa.
—La quiso demasiado. —Y con rabia, añadió—: Estimo que hasta casado de nuevo compararía, y sería terrible.
—No lo creas. Una muerta es un pasado, y no hay pasado que llegue a vencer a ningún presente. Tú estás viva y lo amarás.”

Leer más »La otra- Corin Tellado

¿Es éste mi marido?- Corin Tellado

Es este mi marido- Corin Tellado

Maril está decidida y nadie va a cambiar su idea, casi obsesiva, de continuar algo que empezó cuando era una niña. Un viaje, un terreno hostil, frío, helador… son los componentes de la historia de Maril. Otro personaje irrumpe en escena con tanta fuerza como sinceridad y descaro. Maril trata de aguantar una situación sin salida pero la vida le dará otra oportunidad, y las historias escritas no siempre tienen el final esperado…

Leer más »¿Es éste mi marido?- Corin Tellado

La invitada- Corín Tellado

La invitada- Corín Tellado

La invitada:
“—Déjate de filosofías. ¿Qué dice la superiora?
Lana suspiró, resignada. Rod era un orgulloso y no admitía jamás que pudiera depender de nadie. Él se creía superior a todo el mundo y eso dolía a Lana, que supo lo mucho que le costó a su marido salir adelante y además, teniendo la ayuda de los señores…
—Pues dice que la señorita Mae es casi una mujer, que hace cinco años que no salió del colegio y que es un dolor que todas sus compañeras pasen las vacaciones en sus hogares y ella se quede sola en el convento. No me lo pide, Rod, pero me sugiere la idea de traer a la señorita Mae a la hacienda este verano. Total… tres meses pasan pronto…”
Leer más »La invitada- Corín Tellado

¿Quién tuvo la culpa? (Volumen independiente), Corin Tellado

Quien tuvo la culpa, Corin Tellado

quien-tuvo-la-culpa-volumen-independiente-corin-tellado/Quien tuvo la culpa: “No era bonita Mary, no; pero tenía, en cambio, algo en su persona que atraía y subyugaba. Su rostro de óvalo perfecto, aunque con pómulos un tanto agudizados, poseía un sello tan personal que nadie, después de contemplarla, se hubiera atrevido a negar su atractivo, que se manifestaba en los menores gestos y rasgos de la carita de epidermis blanca, donde la boca grande dejaba ver unos dientes irregulares, salpicados con dos gotas de oro que hacían resaltar aquellos labios sensuales, siempre húmedos y entreabiertos como pidiendo, vehementes, una caricia. Enmarcaba el exótico rostro una cabellera rojiza, sedosa y brillante, donde se perdía la mirada codiciosa del apasionado varón.”
Leer más »¿Quién tuvo la culpa? (Volumen independiente), Corin Tellado

Por qué te casaste conmigo, Corín Tellado

Por qué te casaste conmigo

¿Por qué te casaste conmigo?:
“—Doctor…
—No quiero oírte, Clint. Tienes un bello porvenir por delante. Vosotros dos sois mis hombres de confianza. Siempre pensé que el equipo es cosa importante en estos trabajos. Un día vosotros, uno por cada lado, formaréis un equipo como el mío. Tú, Clint, puesto que has vivido siempre sacrificado, sabes mejor que nadie lo que cuesta triunfar, y sabrás asimismo aprovechar el triunfo de una forma eficiente y lógica. Un día llegarás lejos. Y yo no quiero ser cómplice de tu amargura.
—Óigame…
—No. Tu bondad te lleva demasiado lejos. No eres responsable de cuanto le ocurre a esa joven.
—Pero puedo remediar su tragedia.”
Leer más »Por qué te casaste conmigo, Corín Tellado